DERECHO E INFORMÁTICA


DERECHO DE LA INFORMÁTICA INFORMÁTICA JURÍDICA


Integración Terminología: Informacion automatica referente a lo jurídico, normativo y regulador de los efectos en el uso (activo o pasivo) de una computadora.


ASPECTOS POSITIVOS Y NEGATIVOS


NEGATIVOS:
  • El derecho de la informática no puede entenderse como un cuerpo normativo con naturaleza propia e independiente.
  • Todo cuerpo normativo debe tener reglas reguladoras del ser, hacer o no hacer, como de reglas propias para la resolución de sus controversias.
  • La norma jurídica tiene origen en le desarrollo.


POSITIVOS:
  • El hecho de pertenecer o no a un objeto estrictamente de estudio del derecho, no por eso pierde su propia naturaleza de observación como fenómeno de estudio.
  • No todo objeto jurídico de estudio guarda normas sustantivas y adjetivas.
  • La afirmación de que el hecho va primero que el derecho no es valida en nuestro sistema jurídico.



Como se señala el binomio informática y derecho constituyen la interacción entre dos ciencias, de la cual surge un campo del saber puesto que el jurista utiliza la computadora como un medio facilitador de la administración de justicia pero a su vez genera un serie de problemas que implican regulación por parte de la ley, y es precisamente de dicha práctica donde surge una gran confusión, como debe denominarse dicha materia, o si estará bien denominarlo Derecho informático, puesto que de la relación antes señalada se pueden encontrar dos disciplinas con objetos de estudio diversos como son la informática jurídica y el derecho de la informática, o sin bien como esta señalado desde el 30 de abril de 1980 en el concejo de Europa la nomenclatura utilizada fuera “derecho e informática” en la que se incluyen las dos disciplinas. Ya que se encuentra que hoy en día estos dos conceptos tan diferentes suelen manejarlos bajo un mismo campo lo cual es un error puesto que cada uno se maneja bajo un elemento de estudio diferente.

Ahora es importante delimitar los elementos integradores de la disciplina antes mencionada derecho de la informática y para ello es claro que estamos ante la presencia de información automatizada que al conjugarse con el derecho, se tiene que determinar algo jurídico y normativo que regule los efectos en el uso pasivo y activo de una computadora, pero para ello es de gran importancia determinar si se puede ser objeto de estudio metodológico como rama autónoma en el campo jurídico, de esta manera se señalara los puntos positivos y negativos de darse la existencia de lo anteriormente señalado. Los elementos negativos o que pueden determinar que no exista el derecho informático son: en primer lugar que el derecho informático no puedo entenderse como un cuerpo normativo independiente puesto que sus derivaciones pueden darse en el campo del derecho público, privado y social y por tanto no goza de autonomía propia. En segundo lugar todo cuerpo normativo cuenta con respaldo tanto de normas sustantivas como de normas adjetivas y es claro que en nuestro país no hay normas sustantivas que regulen la materia y que además de ello se encuentran vacios formales de normas adjetivas. En tercer lugar se ve que la norma jurídica tiene origen en el desarrollo y convivencia de los individuos pues los hechos que de esta se derive el derecho los regula, así se entiende que el avance de lo normativo depende directamente del individuo y no del avance tecnológico, y como tal el hecho va antes que el derecho y así el derecho se encuentra supeditado a la sociedad y ante esto el derecho de la informática no puede existir como tal ni pueden dársele valores autónomos.

Pero lo anteriormente señalado también puede ser visto desde tres puntos de vista positivos los cuales son: En primer lugar determinar que pertenece o no a un objeto de estudio del derecho, no por ello pierde su propia naturaleza de observación como fenómeno de estudio, pues si bien su existencia deriva de tres naturalezas distintas en si deriva del propio derecho. En segundo lugar no todo objeto jurídico como tal implica normas sustantivas y adjetivas y de ser así el propio sistema jurídico aplica sus principios generales y aun así no habiendo norma existente al caso concreto el juzgador debe emitir una resolución, así se sobreentiende que los valores jurídicos y normativos tienen existencia procesalmente hablando. En tercer lugar afirmar que el hecho va primero que el derecho no es válido en nuestro sistema jurídico, pues si bien es cierto que las normas jurídicas están supeditadas a la convivencia, el propio derecho admite excepciones y de esta manera ambos objetos interactúan ya sea que el derecho se supedite a la sociedad o la sociedad al derecho.
Sumado a lo anterior es justo señalar lo que nos dice Enrique M. Falcón al hablar del derecho de la informática. El da a conocer que la autonomía no implica que se separe de la ciencia a la cual pertenece sino que aborde sus problemas con métodos y mecanismos propios, este autor nos muestra que en el concepto tradicional la autonomía de una rama jurídica se asienta en cuatro pilares (en el campo normativo, en el campo docente, en el campo científico, y en el campo constitucional) y ante estas afirmaciones ya encontramos libros que contienen la normativa y comentarios ante esta nueva disciplina del derecho y por tanto con cada día que pasa se confirma que esta emerge con la suficiente autonomía para ser estudiada por abogados y estudiosos del derecho .

Para Carrascosa López el derecho de la informática se entiende como el conjunto de normas que regulan las acciones, procesos, productos y relaciones jurídicas surgidas en torno a la informática y sus aplicaciones. Sin dar conceptos precisos otros han señalado que la informática como objeto de regulación jurídica ha dado origen al llamado derecho de la informática. Julio Téllez afirma que es el conjunto leyes normas y principios aplicables a los hechos y actos que se derivan de la informática. Así definiciones hay muchas pero desde esta perspectiva el derecho de la informática es el conjunto de normas jurídicas que regulan la creación desarrollo y uso de la informática y los problemas que de esta se deriven. De esta manera es preciso concretar que es cuestionable todavía hoy en día si esta como disciplina existe o no, por ello muchos estudiosos de la materia han preferido analizar algunos campos en los que aplicando la informática se podrían relacionar con el campo del derecho, puntos como la protección jurídica del la información personal, la protección jurídica del software, el flujo de datos transfrontera, los convenios o contratos informáticos, el valor probatorio de los documento electromagnéticos, así una solución anunciada a las dificultades que respectan a esta disciplina seria implantar una reforma a fondo al artículo 60 de la constitución, ya que como se ha dicho anteriormente siempre vamos a estar en presencia de información automatizada pendientes de regular por las normas jurídicas.